Los trayectos de Anahí Roitman

La Voz del Interior / 10-12-2002 Por Verónica Molas


Anahí Roitman, artista oriunda de Buenos Aires pero radicada desde hace unos años en Córdoba, cierra la programación de 2002 en la galería Vía Margutta (su muestra se puede visitar en Sucre 178, hasta el próximo 3 de enero). Roitman culmina de esta manera el que fue un ciclo ventajoso en cuanto a la colocación de su obra en mercados de otros países.
A comienzos de este año expuso 25 de sus obras en el Pulchri Studio de La Haya, Holanda, en una muestra de arte contemporáneo argentino con motivo de la boda real de Máxima Zorreguieta. También en Holanda (en Leusden) exhibió sus pinturas en el Museo Koopmanhuis. En ambas muestras el éxito en las ventas fue notable. En el mes de julio, una muestra individual suya recaló en la feria Arte BA, representada por Vía Margutta. En ese stand se adquirieron 10 pinturas de Roitman (casi la totalidad de la muestra), a codo con el sacudón de ventas que benefició este año a Arte BA. Ese mismo mes fue invitada a exponer en San Pablo, Brasil, en la galería Marta Traba de la Fundación Memorial Da América Latina, un colosal museo de 1000 metros cuadrados, proyectado por Oscar Niemeyer. Allí presentó otra individual de grandes proporciones: 60 pinturas. La exposición fue visitada por 9.500 personas con importante repercusión en la prensa, la crítica y el público paulista. A raíz de ello, la galería Arte Aplicada de San Pablo la invitó a exponer sus trabajos en el 2003. En noviembre presentó obras que hablan de nuevas búsquedas en la feria Expotrastiendas 2002 y en la galería Suipacha de Buenos Aires. Avanza esta vez en el terreno simbólico–conceptual, indagando sobre el tema de la multiplicidad en la percepción e interpretación de una obra, sea ésta literaria, artística o musical.

Idealista


“La obra se vincula en cierta forma con la filosofía idealista – explica Anahí Roitman–, según la cual el mundo externo está condicionado por nuestra percepción (existencia del mundo no como realidad independiente sino como sueño o pensamiento del hombre). Las técnicas combinan el estampado en chapas de aluminio con gofrados en distintas variedades de papel, el relieve de la letra invita a descubrir algún enigma y los objetos allí incluidos parecieran hablarnos al espíritu”.